5 de enero de 2012

GRUCCIO Y GOYA SIGUEN A PASO FIRME EN EL DAKAR 2012

Fabián Gruccio y Hugo Goya, a bordo de la Hyundai 420, continúan a paso firme en el Rally Dakar 2012 tras completar ayer la cuarta etapa al arribar a Chilecito, La Rioja. Hoy ya partieron desde la ciudad riojana para disputar el especial de la quinta etapa que incluirá las complicadas dunas de Fiambalá.
El binomio lobense estableció un ritmo de carrera muy parejo ayer que le permitió avanzar hasta que, tras superar el waypoint 5, se quedaron atascados en una elevación. Lograron con esfuerzo salir de dicho inconveniente y continuar, pero como ya había anochecido lo hicieron con mucha tranquilidad, completaron el especial y transitaron hasta el final del enlace a paso lento para no poner en riesgo la integridad de la camioneta, finalmente arribando al Bivouac en Chilecito pasada la medianoche.
Fabián Gruccio: "Realmente las primeras etapas han sido muy exigentes, algo en lo que concuerdan incluso los europeos, ya que al ser tan difícil el inicio del Dakar será muy complicado cuidar a las máquinas en función de la totalidad de la competencia. Hubo varios abandonos ayer porque el terreno era muy exigente, con muchos cruces de ríos y piedras muy grandes. Por ejemplo abandonó Norberto Fontana, lo cual lamentamos ya que cuantos más argentinos hay en carrera nos podemos ayudar entre todos si surge algún inconveniente. Nosotros fuimos rápidos hasta que nos quedamos elevados en un terreno desparejo, logramos salir pero ya estaba anocheciendo, por lo que establecimos un ritmo lento pero seguro porque teníamos margen en base a lo bueno que habíamos hecho antes".
En el día de hoy los pilotos de la Hyundai Santa Fe nº 420 ya están realizando el enlace de 246 kilómetros hasta que les toque largar el especial, promediando el mediodía, el cual se acortó y será de 153 kilómetros. La etapa de hoy incluye las dunas blancas de Fiambalá, sector donde grandes pilotos han quedado de a pie en los Dakar anteriores.
Hugo Goya: "La de hoy coincidimos todos los pilotos que es una etapa filtro, ya que por ejemplo Carlos Sainz ha perdido dos Dakar en Fiambalá. Nosotros no competimos contra los otros pilotos, de hecho los ayudamos y nos ayudan, sino que competimos contra el propio Dakar. En base a eso el objetivo es siempre llegar y en esta quinta etapa tendremos mucho cuidado para llegar intactos a las dunas y allí dar todo de nosotros. La camioneta por suerte se mantiene bien ya que no ha tenido problemas graves, sobre todo de suspensión, por lo que si la seguimos administrando así seguramente nos siga permitiendo avanzar".
Por último ambos pilotos coincidieron: "Nos llega todo el apoyo de nuestros sponsors, amigos, familia, Hyundai Argentina y todo Lobos y eso nos da mucha fuerza para seguir adelante. Sentimos que vienen todos en la camioneta con nosotros y nos estamos brindando al máximo para llegar a Lima".